viernes, 26 de junio de 2009

Dia 25 junio, jueves. Chatellerault-Saint Sauvant 105 km

Buenos dias, estoy en un pueblo tan chiquito que no hay covertura ni señal para la red.
Ayer fue tambien un dia caluroso, a la mañana no lo pensaba pues estaba nublado y poco a poco se fueron abriendo las nubes y la temperatura subió.
De nuevo Guillermel me has hecho pensar en mi situación. El tramo de Tours a Chatellerault fue muy monótono y la soledad me invadió de golpe. Mientras pedaleo voy pensando en todo momento en cientos de cosas que dispersan la soledad de mi mente , sobre todo gracias a vuestros mensajes. Pero cuando finalizo la jornada echo de menos encontrar un albergue repleto de peregrinos ansiosos de contar sus experiencias.
El tramo de Chatellerault a Poitiers es muy diferente al anterior, el camino te lleva unos pocos km al lado del rio Vienne y de repente empieza a serpentear por la montaña. Es chulisimo si os gustan los senderos y la aventura. Hasta la gran ciudad es un subir y bajar constante exceptuando algun tramo que transcurre por los campos de maiz. Esta jornada no he pisado practicamente asfalto (me he vuelto a perder un rato) Te lleva hasta Saint Sauvant por caminos y senderos. En los caminos como habeis visto en las fotos se les olvido pasar el cortacesped y los senderos son tal cual una aventura que Rambo se lo pensaria dos veces antes de entrar. Como no tenia machete he sacado mi navajilla multiusos, jajaja.

Antes de Poitiers he hecho un poco de amazona y en uno de los tramos me he llenado de arañazos por las zarzas que asediaban toda la escasa anchura del sendero. Despues de Poitiers ya ha sido demasiado y era tan tan frondoso que me he asustado un poco y he decidido salir del bosque unos Km para cogerlo mas tarde en Fontain. De ahi a Sant Sauvent te lleva por caminos agricolas paralelo a una carretera. La razón por la que me he quedado en este pueblecito es porque en la guia recomendaban el albergue de peregrinos. Cuando ya estaba cerca he llamado al propietario, el cual queria venir a por mi en coche por si estaba muy cansada. Pues si, estaba un poco agotada de hacer de rambo y me he metido los ultimos 15 km por la carretera para llegar comodamente a mi destino. Allí me esperaba un pequeño y encantador albergue que irradiaba toda la magia del Camino.
Cuando he llegado no habia nadie y en la puerta colgaba un papel que ponia: Bienvenida Maria... Que ilusion!!! Mi primer albergue Santiaguero. La casa es pequeñita tan solo hay 12 camas, pero para mi ya es suficiente, que gozada despues de aquel Camping!! Al lado , en la plaza del pueblo hay una tiendecita donde he comprado cosillas para mañana. Jo! hasta el pueblo parece que sea del Camino Francés. Qué pena la ausencia de mas peregrinos.
Tras de la ducha me fui al bar a tomar una cervecita y congeniar con algun lugareño.... ¿Y que me encuentro?... A UN CHAVAL DE SUECA, jajaja ... ( Para los que no lo sepais Sueca es un pueblo que se encuentra a 3O km de mi ciudad natal, Valencia) Entre que el iba un poco fumao y yo cansada pues tan apenas hablamos 10 frases seguidas. De vuelta al albergue me encuentro con el propietario que parece el parroco del pueblo. No es un hombre de muchas palabras y tan apenas cenamos se despidio hasta mañana. Esta noche he dormido com una reina y la verdad es que con el cansancio y lo bien que se esta aquí me esta costando mucho emprender la marcha.

AAAh! Se me olvido contaros la anecdota del dia. Cuando llegue a la catedral de Poitiers me encuentro con un grupillo de unos 30 niños de 10 añitos con su profe, todos sentaditos en la escalera escuchaban la lección de la maestra sobre la arquitectura de la catedral. A duras penas baje la bici hasta la entrada y la deje a salvo con los 60 ojillos que la custodiaban. Di una vuelta por dentro y encontre al parroco quien me hizo esperar un ratillo para sellar la credencial. Cuando sali tenia a todos los niñitos al rededor del velocipedo y la maestra amablemente los atrajo hacia a mi y me hizo contarles ,en mi frances sencillo, qué estaba haciendo allí, de donde habia salido y hacia donde me dirijia, ellos me hicieron algunas preguntas. Me emocioné mogollon y me puse muy contenta. Como siempre salí pitando de la urbe aunque reconozco que es una ciudad muy interesante.
Bueno amigos, el sol ya empieza a llamarme. Muchas gracias a todos por vuestros mensajes.
Garzte definitivamente he comprobado que el sillín se baja unos milimetros, gracias por la marca de las cubiertas. Los mosquitos no me comieron pues cerre todo a cal y canto.
Saludos a mi familia porteña y cordobesa de Argentina... Es un alibivio saber que puedo contar con vos, no hasta cuatro ni hasta cinco sino simplemente contar con ustedes... Un abrazo fuerte
Tomas la proxima vez me regalas un machete de la Amazona que esto es una selva.... Jajaja... Un besazo....

4 comentarios:

gartzke dijo...

Hola Maria:
Ya te va quedando menos en terreno gabatxo, km tras km te acercas a la peninsula, sitio de fiesta y diversion.

Un besazo

fernycarm dijo...

Hola Maria.
Seguimos con mucho interes tus peripecias bicigrinas en tierras galas.¿Tu idea es llegar a Santiago?.Desde luego si lo consigues pongo un poster tuyo al lado del de Perico Delgado y otro de Indurain que tengo.
Muchos besos.

Anónimo dijo...

Hola María. Este viaje tiene muchas facetas, muchas anécdotas que contar. Para ti lo dificil imagino que es escibir cada día porque el cansancio te va frenando, para nosotros lo difícil es contar cosas desde lo cotidiano, por eso se me ocurre recurir a las lecturas. Ahí va una:
Uno, legar e incorporarse al día. Dos, respirar para subir la cuesta.
Tres, no jugar en una sola apuesta.
Cuatro, escapar de la melancolía. (Benedetti, Acordes cotidianos)
Hasta mañana.

ytaca56 dijo...

Nada que decir, la que tienes que contar eres tu. Nosotros seguimos aqui leyendo.